¿Por qué se rajan o agrietan los platos de ducha de resina?

Ya hemos escrito en varias ocasiones sobre los problemas de los platos de ducha de resina, pero esta vez tenemos algo nuevo que contaros. El motivo del post de hoy es que cabe la posibilidad que un plato de ducha de resina bien instalado pero al que se le ha realizado un corte para salvar un pilar se pueda acabar agrietando o partiendo en dos piezas con el paso del tiempo.

Según hemos podido analizar esto se debe principalmente a la compactación de la masa. El proceso de termofundición en el que se mezclan las cargas minerales con las resinas para que no genere ningún problema depende de multitud de factores, entre ellos la temperatura de la fábrica, el tipo de productos químicos que se incorporen o incluso el reposo que tenga el mismo plato una vez fabricado.  Esta masa compacta nunca llega a estar 100% perfecta, por lo tanto, al realizar un corte para adaptar el plato al pilar el producto empieza a perder su durabilidad. Además de esto también hay que sumarle que algunos albañiles o reformistas para colocar los platos de ducha utilizan una maza de goma con la que incorporan el plato a la base de mortero para que selle correctamente con el adherente. Por lo que hemos podido analizar el producto va absorbiendo esos impactos y es posible que con el uso del día a día o con el cambio de temperatura de frío y calor durante las duchas realizadas es posible que acabe ocasionando una raja en el plato de ducha.

Para evitar el problema anterior nuestro consejo es que se realice el corte desde fábrica, ya que allí mismo pueden reforzar el producto en el caso de que se quede debilitado. También es recomendable incorporar el plato sin tener que aportarle grandes mazazos como hacen algunos albañiles, tratando al plato con la máxima delicadeza posible. De esta forma evitaremos tener una rotura del plato con el paso de los meses o los años.

Otro problema que tienen estos platos de ducha de resina es que cuando no se hace de forma correcta la base de mortero acaban agrietándose, esto se debe a que la zona de la válvula que es la más sensible y la que menor espesor tiene, si está hueca y con el peso de la persona es posible que se acabe realizando una grieta.

A continuación podéis ver un plato de ducha con una mala instalación, en este caso es posible que el plato se hubiera terminado rajando por la zona de la válvula.

Aunque en este caso la base no está perfecta, ya que se debería hacer bien nivelada y bien equilibrada, por lo menos no existen huecos que acaben ocasionando un problema sobre el plato.

Sino se quiere cambiar el plato de ducha siempre está la opción de repararlo, el problema es que las reparaciones no están garantizadas, por lo tanto, nadie te asegura que lo repares y con el paso del tiempo tengas que acabar cambiando el plato de ducha. Enlace a consejos para reparar un plato de ducha de resina.

El proceso de reparación es sencillo, consiste en inyectar espuma de poliuretano por debajo del plato quitando la válvula de ducha o realizando un agujero en el mismo plato en el caso de que esté muy hueco y posteriormente sellando el plato y masillando la junta que se haya quedado para finalmente realizar el proceso de repintar o aplicar el kit reparador mediante pintura y laca de poliuretano.

Si has tenido algún problema con el plato de ducha de resina y carga mineral y has comprado un kit de reparación pero no sabes como aplicarlo. En este enlace te enseñamos a poder realizar la reparación.

Recuerda que cualquier problema que tengas en tu baño podemos intentar ayudarte a solucionar el problema, en la medida que sea posible.

4 respuestas a ¿Por qué se rajan o agrietan los platos de ducha de resina?

Hola Jose Luis:

Una recomendación que hacemos nosotros si se decide cortar un plato en obra es marcar el corte a lápiz y abordar el encuentro de los cortes a realizar con un taladro desde arriba, así se evitaría una situación habitual cuando se realiza un corte de este tipo para salvar un pilar o columna que es cuando se mete el disco de la radial, si no se tiene extremo cuidado puede suceder que el disco penetre, aunque sea unos milímetros, más allá del corte originando que el plato quede muy debilitado en el encuentro de los cortes. Habiendo realizado previamente un agujero desde arriba en el encuentro, nos aseguramos que el disco no se vaya más allá del corte a realizar quedando un corte “más limpio”.

Tenemos constancia de realizar trabajos para seguros que este tipo de fisuras tras corte para salvar pilar o columna al plato son una de las incidencias más comunes, se realiza el corte, el plato queda aparentemente bien y con el uso y el paso del tiempo, las dilataciones (ojo también con las juntas de dilatación con pared y parámetros en cualquier parte del plato pero sobre todo en estos que se realiza un corte) que se generan con los cambios de temperatura, el plato termina abriendo.

También se ha de tener en consideración la distancia del corte hasta la válvula, hemos visto cortes realizados muy cercanos a la válvula (la zona más débil del plato por su geometría, donde el los platos en la válvula tienen apenas 1 cm de espesor). Nosotros recomendamos dejar una distancia mínima de al menos 25 cm desde la válvula hasta el canto perimetral más cercano precisamente para evitar que la zona más frágil del plato quede debilitada. Recomendamos encarecidamente que si en obra se va a realizar algún tipo de corte, el instalador se lo haga constar a la tienda, almacén o donde compre el plato para que le consulten a la fábrica si se ha de tomar alguna medida al respecto. Actualmente los fabricantes venimos ofreciendo la fabricación a medida pudiendo desplazar el desagüe alejando el mismo de la zona de corte a realizar evitando así efectivamente, un corte muy cercano a la válvula termine debilitando la estructura del propio plato de ducha.

La última recomendación que hacemos es el extremo cuidado que hay que tener con cualquier plato de resina de poliéster sobre todo aquellos que se les realiza cortes. En el contexto actual tenemos constancia que muchas veces en obra solamente hay un operario, en platos pequeños no hay problema pero en platos ya a partir de un determinado tamaño y peso, la manipulación, el presentar y recibir un plato para marcar distancias y demás, en espacios reducidos como suelen ser muchas reformas que hay que hacer “malabares” para poner el plato en su sitio (más si no se retiran sanitarios), en este proceso no es muy difícil que en la manipulación se generen golpes por lo que hay que extremar la precaución en la manipulación máxime si el plato ya ha recibido un corte. Entendemos por supuesto que el mercado está como está y a veces no es posible la presencia de dos operarios en obra pero reiteramos que la manipulación de platos de ducha a partir de determinado peso y medida, para evitar problemas futuros, es recomendable que al menos se haga por dos personas, básicamente porque este tipo de platos de resina de poliéster son muy resistentes una vez asentados pero muy muy frágiles mientras no están en su sitio por lo que hay que extremar la precaución en su transporte y/o manipulación.

Reseñar que este tipo de fisura tiene reparación dependiendo del alcance y del origen, pero en ningún caso garantizada, es decir, nosotros hemos realizado actuaciones en fisuras de este tipo de distintos fabricantes siguiendo el mismo patrón y procedimiento de actuación y nos hemos encontrado que efectivamente después de paso del tiempo (años) hay unidades que quedaron solucionadas pero otras vuelven a abrir al poco tiempo.

Un saludo

Muy buena aportación al artículo, estamos de acuerdo en lo que comentas. En nuestro caso, la distancia de la válvula a la grieta es de 35 cm. Hemos consultado en fábrica el motivo de la rotura pero no han sabido concretar. El plato se agrietó a los 5 días de estar instalado. Por esa razón, ante un corte en un pilar siempre recomendamos que se realice desde fábrica y que la colocación del plato de ducha se haga lo más suave posible, ya que algunos albañiles utilizan la maza para llevarlo al sitio y colocarlo. Entonces entre que el plato se debilita con el corte y los mazazos del albañil es posible que con el paso del tiempo se acabe agrietando.

Los platos de carga mineral es un producto con sus problemas , primero , siempre han publicitado que se podían cortar con una radial normal ( respetando unas medidas básicas) ahora vemos que si haces un corte se pueden quedar debilitados y rajarse ( que también se rajan los que no llevan ningún corte ….) . Este tipo de problemas se van viendo con el paso del tiempo , hay que tener en cuenta que hay muchos tipos de platos de carga mineral , de espesores , de materiales ….cada fabricante tiene su fórmula.
En cuanto a su instalación es cierto que son muy delicados , pero hay que tener en cuenta que a partir de ciertas medidas son muy pesados y que para colocarlos en su sitio y a nivel hay que manejarlos y golpearlos con un mazo de goma no creo que los debilite tanto como para que se rajen con el tiempo ( si se hace con cuidado ) . Es cierto que cuanto más macizo quede la base , más probable es que no se raje , pero la zona donde más se rajan es la de la válvula ( pues tiene muy poco espesor y tiene el propio agujero de la válvula) y esta nunca se puede acusar al 100%.

Mi resumen es que cuanto mejor sea el plato y la instalación, mejor será el resultado, pero esto se ha ido viendo con el tiempo, a medida que se estropean platos se va estudiando la causa y posible solución. Se estropean platos perfectamente instalados,se rajan, se les va la capa superficial, se curvan … aún no es un producto que de la seguridad y duración de un plato de cerámica por ejemplo ( aunque también tengan sus problemas ) .

Hola Alberto, en algunos aspectos tienes razón, los platos de ducha de resina son delicados, por otra parte, también ofrecen aspectos muy buenos que los de cerámica no tienen. La adaptabilidad al hueco, los colores, el tacto, la reparación, el espesor…Todos estos factores han hecho que los platos de resina que es un invento español se haya expandido por todo el mundo. Los platos de cerámica como bien dices son para toda la vida pero por otro lado, tienen mayor espesor, son menos antideslizantes y no hay de diferentes colores. En nuestro caso, creemos que la clave es comprar un buen plato de ducha de un fabricante reconocido y que tenga una buena colocación siguiendo el manual de los fabricantes que pocos instaladores lo cumplen a rajatabla.

NOTA IMPORTANTE: Se solicita el nombre, la web y el email para evitar los comentarios SPAM, ASEALIA no utilizará está información para ningún fin.

Dejar un Comentario


 Acepto el tratamiento de mis datos personales para poder dejar 
un comentario y que pueda ser publicado.

Esta dirección de email no se va a utilizar para ningún fin. Se solicita el email y el nombre y apellidos de la persona para evitar comentarios SPAM pero no se realiza ninguna acción con estos datos.  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.