Ventajas de una mampara fija de ducha

Vota este post!

Una mampara fija de ducha ahora mismo es una de las opciones preferidas tanto en reformas como en instalaciones de baños nuevas, son económicas, fáciles de limpiar y muy cómodas de usar.

Están formadas por un cristal fijo que divide y separa el espacio de la ducha, sin puerta ni cierre, teniendo una entrada muy espaciosa a la ducha y ofreciendo mayor luz y sensación de espacio o amplitud.

Son ideales para baños pequeños, oscuros o con muy poca iluminación, donde se tiene poco espacio de entrada a la ducha, permitiendo cerrar algo el espacio, sin recargarlo.

La perfilería es muy discreta y altamente personalizable en diferentes colores y acabados, a conjunto con el resto de la decoración del baño y grifería, plateada, negra, blanca, oro e incluso oro rosa.

Ventajas de una mampara fija de ducha

Son accesibles para personas mayores o con movilidad reducida, también para niños, siendo una de las opciones en mampara para ducha más funcionales.

Son más económicas, la mampara solo lleva un cristal, podemos elegir el tipo de grosor, perfilería adaptando la mampara a nuestro bolsillo y presupuesto y logrando el estilo que queremos.

Su diseño es moderno y elegante, siendo mamparas muy discretas, que dan mucha luz al baño y mejoran su estética, aunque son para un estilo más moderno podemos encontrar opciones más clásicas.

Podemos personalizar al máximo los materiales, como por ejemplo el grosor o estilo del vidrio, el color o acabado de la perfilería, siendo otra de las ventajas para elegir una mampara fija.

Están disponibles en una gran variedad de medidas y acabados, por lo que busquemos la mampara que busquemos, en un fijo seguro que la encontramos.

Dan mucha luz al baño, consiguen mejorar la iluminación, incluso en los baños más estrechos y oscuros, son mamparas ideales para crear mayor luminosidad, gracias a su transparencia y por no tener cierre.

Crean mayor sensación de espacio, parecerá que el baño es mucho más grande de lo que es en realidad, por lo que si tenemos un baño pequeño y poco iluminado, un fijo es perfecto para nuestra ducha.

Su limpieza y mantenimiento son mucho más rápidos y sencillos, ya que solo tenemos que limpiar el fijo, si además lo elegimos con tratamiento antical tendremos siempre la ducha impecable.

En todo tipo de estilos y diseños

Ahora que ya conocemos todas sus ventajas es hora de elegir la mampara fija de ducha para nuestro baño, puede ser un cristal fijo transparente con perfilería en todo tipo de colores y acabados.

También podría ser un cristal grabado, dando mayor intimidad o privacidad en el interior de la ducha, además de mejorar la estética de la mampara y realzarla todavía más.

Las mamparas de estilo industrial, con cuadros negros son ahora mismo tendencia y quedan muy bonitas, sobre todo en los baños más modernos.

También están de moda con perfilería en acabado oro cepillado, muy elegantes y fuera de lo común, no son la típica mampara en color plateado o cromado y realzan al máximo el estilo del baño.

¿No sabes qué fijo elegir?, en Asealia te ayudamos a elegirlo y conseguirlo al mejor precio, contacta con nosotros y te te aconsejaremos y asesoraremos para conseguir tu mampara de ducha fija de forma mucho más sencilla.

Leave a Reply


 Acepto el tratamiento de mis datos personales para poder dejar 
un comentario y que pueda ser publicado.

Esta dirección de email no se va a utilizar para ningún fin. Se solicita el email y el nombre y apellidos de la persona para evitar comentarios SPAM pero no se realiza ninguna acción con estos datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.