Elige el lavabo más adecuado para tu cuarto de baño

El lavabo es uno de los elementos que junto a la ducha o bañera y el sanitario, es imprescindible en el cuarto de baño. En esta publicación, os mostramos los diferentes lavabos que podéis encontrar en la tienda online de Asealia.

Las categorías en las que se pueden dividir los lavabos son las siguientes:

Según el material:

La cerámica es uno de los materiales que más se utilizan en el cuarto de baño. El color del lavabo es blanco pero puede teñirse de otros colores para que vaya acorde con el estilo del lugar. Es un material duro, que resiste al rallado y a los productos químicos de limpieza, por lo que la tarea de limpiar el lavabo es más fácil porque se puede utilizar cualquier limpiador. Además, la cerámica es impermeable, debido a su poco porosidad el agua se repele sin filtrarse. Este material también es muy económico.

Lavabo Lecce

 

El solid surface es un material compuesto por trihidrato de alúmina (ATH), acrílico, epoxy o resina de poliéster y pigmentos. Al pigmentarse en masa se puede obtener muchos colores, por lo que un lavabo de este material es muy personalizable. El solid surface es un material no poroso, tiene una gran resistencia a los impactos y tiene un tratamiento antirayado y antideslizante, por esta razón posee una gran durabilidad. También, es un material de fácil limpieza, resistente a las manchas por ser un material sin poros y a las bacterias y hongos, requiere de mínimo mantenimiento. Es de fácil reparación, en caso de que ocurra algo con herramientas de bricolaje que se pueden tener por casa se puede reparar. Es cálido y suave al tacto. Y muy importante hoy en día, es un material ecológico porque su producción es baja en emisiones, se fabrica con unos estándares para limitar el consumo de energía y los desechos que se puedan producir en el proceso de fabricación.

Lavabo Altea

 

Según la ubicación:

En esta categoría encontramos lavabos de dos tipos, los que requieren de una encimera y los que no.

Dentro de los que requieren de encimera encontramos estas formas:

-Encastrado: son los lavabos que se encuentran encajados en la propia encimera, de modo que la encimera tiene que tener el hueco exacto para meter el lavabo. Este tipo de lavabo son los que el borde queda por encima de la encimera.

-Bajo encimera: es un tipo de encastrado. En este caso, el lavabo queda por debajo de la encimera.

-Sobrepuesto: estos lavabos están muy de moda últimamente, estos son los que se ponen encima de la encimera del mueble de baño. Estos son ideales para darle una estética más moderna al cuarto de baño.

Lavabo Palermo

 

-Integral: son los que la encimera ya llevaba el lavabo integrado como el modelo Turin.

Encimera Turin

 

Dentro de los que no requieren encimera encontramos el modelo suspendido, que va sujeto a la pared, son los que no tienen ningún apoyo y son ideales para espacios pequeños.

Lavabo Cork

 

También encontramos los que tienen pedestal, tienen un pie de apoyo y se colocan cuando no se necesita tener espacio de almacenaje.

Según el seno:

Puede ser un lavabo con 1 solo seno, que es lo que habitualmente se tiene en las casas. Y para cuartos de baño más espaciosos se puede colocar un lavabo con 2 senos, que mejoran la funcionalidad porque permite que más personas puedan utilizar el baño a la vez.

Lavabo Cagliary

 

Lavabo Ibiza

El seno se puede encontrar centrado, que es como normalmente suele estar o desplazado, el seno está en un lado y la ventaja es que se dispone de más espacio en la encimera para colocar los utensilios del baño.

Encimera Delta

 

Según la forma:

Actualmente podemos encontrar una mayor variedad en las formas del lavabo, ahora puede ser cuadrado, rectangular, circular o de otras formas. Aquí hay unas muestras de ello como el modelo Bergamo, modelo Padova, modelo Alicante y modelo Verona