Crea un baño elegante con el color negro

En Asealia os mostramos una tendencia que cada vez tiene más fuerza, el color negro en el cuarto de baño.

Sí, normalmente en los cuartos de baño se suele tener colores claros para aportar luminosidad, amplitud y bienestar pero también se puede romper con esto y que el baño sea un lugar elegante.

Tampoco es necesario que todo el espacio sea de color negro, solamente con que algunos elementos sean de este color es suficiente para dar un toque sofisticado.

Aquí os enseñamos qué podéis poner en vuestro cuarto de baño en color negro.

Mamparas de ducha de perfil negro

Las mamparas suelen tener el perfil de color blanco o cromo, pero ahora la tendencia es el negro y cada vez se eligen más en este color. Podéis encontrar tanto mamparas frontales como angulares, de panel fijo, hojas correderas o puertas abatibles.

Aquí están las que hay disponibles en Asealia.

Plato de ducha

El color negro también ha llegado a los platos de ducha, estos que os mostramos, Alexia y Argos, son de pizarra.

 

Muebles de baño

Dentro de los muebles hay muchos donde elegir en negro. Puede ser de 60 cm, 80 cm, 100 cm, 120 cm o fondo reducido, con cajones, puertas o una combinación de ambos. Aquí os mostramos los modelos Box, Decor, Enjoy, Sansa y Silk.

Encimera

Las encimeras tampoco pueden faltar en color negro. Esta es la encimera Kenia fabricada con gel coat.

 

Conjunto de ducha

Por último, no pueden faltar los conjuntos de ducha, como Roma, Londres, Dublín y Luxor, todos ellos son de acero inoxidable.

 

Cuarto de baño con estilo playero

¡Comienza el verano!

Si se quiere hacer un cambio de decoración en el cuarto de baño, por qué no hacerlo con un estilo playero. Puede que tengas una casa o un apartamento al lado de la playa y quieres tener esa decoración tan característica de los hogares de las costas o bien, vives lejos de la costa y quieres que el cuarto de baño te recuerde a esas vacaciones tan increíbles que pasaste en la playa.

Además, este tipo de decoración puede aportar paz y tranquilidad al ambiente, lo que tanto deseamos tener cuando estamos en el baño.

Aquí, te contamos como decorarlo con un estilo totalmente veraniego.

En cuanto al color, los baños ambientados en la playa suelen tener colores claros, los que más predominan son el blanco y el azul en diversas tonalidades. También puede incluirse el marrón, en diferentes tonos al igual que el azul, que nos recordaría a la arena.

Fuente: Homystyle

Para los muebles, los colores claros como el beige, el crudo o el blanco serían los más adecuados para este estilo que aporta tanta luz al cuarto de baño.
El mueble Noa de Visobath, en su color crudo sería perfecto, este es el de 80 centímetros de 3 cajones pero también se puede encontrar de 2 cajones, de 6 cajones y en medidas de 60, 100 y 120 centímetros.

Si se prefiere un toque más rústico, el mueble Trento de Visobath nos aportará ese toque antiguo pero con elegancia. Este mueble está formado por un cajón y una puerta y se puede encontrar en las medidas de 60, 80, 100 y 120 centímetros.

Trento de 80 centímetros

 

En cuanto a los accesorios, los elementos del mar son fundamentales para darle el toque playero al cuarto de baño. Estrellas de mar, caracolas, peces, caballitos de mar… incluso sirenas pueden estar en las toallas, los recipientes para el jabón, cepillos de dientes, la cortina de la ducha o simplemente como elemento decorativo en la pared. La madera y la cuerda también son bienvenidas en esta decoración.

Decora tu baño con el estilo tropical

La tendencia tropical ha venido para quedarse. Este estilo basado en evocar a la naturaleza, sobretodo a la selva, nos hace sentir conectados con la madre tierra y nos proporciona una sensación de bienestar, relajación y armonía. Es una tendencia basada en colores verde, el azul del mar e incluso colores como el amarillo, el fucsia que pueden recordar a las flores. Además, la madera ha de estar muy presente para recrear un espacio tropical.

Con el verano acercándose, si se quiere redecorar el baño tanto de la casa como el de una segunda vivienda, con esta tendencia te sentirás como si estuvieras en la misma selva y que mejor que ponerlo en el cuarto de baño que es un lugar donde se busca el relax.

Las plantas son uno de los elementos más importantes para darle el toque tropical deseado al cuarto de baño y son ideales para mantener el aire limpio ya que reducen el dióxido de carbono. Y aunque se pueda pensar lo contrario, los baños son un buen lugar donde muchas plantas se pueden mantener por su ambiente húmedo y cálido. Ejemplo de plantas que podrían funcionar para esta tendencia: tronco de brasil, lirio blanco, filodendro, dieffenbachia y el bambú, entre otras. Para colocarlas en el baño puedes dejar volar tu imaginación y ponerlas donde quieras, sobre un mueble, colgadas del techo, en la pared…

Los colores, todo lo que sea en tonalidades verdes es idóneo para este estilo. También se puede utilizar distintas tonalidades de marrón para darle ese toque de tierra, así como el azul y colores muy vivos como rojos, naranjas, fucsias que evocarán a las flores y a esos colores vivos de la selva.

Por otro lado, los elementos de madera son esenciales para hacer del lugar más tropical. La madera puede emplearse tanto en los muebles como en los revestimientos de suelos y paredes e incluso en el plato de la ducha.

Pero si en vez de cubrir la pared con madera se quiere hacer algo diferente, se puede utilizar un papel pintado con un fondo de hojas o algo que recuerde a la selva. Por supuesto tiene que ser un papel que tenga protección para la humedad.

 

Y si no se tiene mampara en el ducha o bañera, se puede poner una cortina que tenga un estampado de hojas grandes.

 

Por último, para darle el toque tropical al baño los accesorios pueden ser cestas de mimbre o de bambú, elementos que tengan hojas o incluso con animales como aves exóticas, que se pueden encontrar en el trópico y aportar más alegría al espacio o jugar con las tonalidades de un entorno tropical.

 

 

Elige el lavabo más adecuado para tu cuarto de baño

El lavabo es uno de los elementos que junto a la ducha o bañera y el sanitario, es imprescindible en el cuarto de baño. En esta publicación, os mostramos los diferentes lavabos que podéis encontrar en la tienda online de Asealia.

Las categorías en las que se pueden dividir los lavabos son las siguientes:

Según el material:

La cerámica es uno de los materiales que más se utilizan en el cuarto de baño. El color del lavabo es blanco pero puede teñirse de otros colores para que vaya acorde con el estilo del lugar. Es un material duro, que resiste al rallado y a los productos químicos de limpieza, por lo que la tarea de limpiar el lavabo es más fácil porque se puede utilizar cualquier limpiador. Además, la cerámica es impermeable, debido a su poco porosidad el agua se repele sin filtrarse. Este material también es muy económico.

Lavabo Lecce

 

El solid surface es un material compuesto por trihidrato de alúmina (ATH), acrílico, epoxy o resina de poliéster y pigmentos. Al pigmentarse en masa se puede obtener muchos colores, por lo que un lavabo de este material es muy personalizable. El solid surface es un material no poroso, tiene una gran resistencia a los impactos y tiene un tratamiento antirayado y antideslizante, por esta razón posee una gran durabilidad. También, es un material de fácil limpieza, resistente a las manchas por ser un material sin poros y a las bacterias y hongos, requiere de mínimo mantenimiento. Es de fácil reparación, en caso de que ocurra algo con herramientas de bricolaje que se pueden tener por casa se puede reparar. Es cálido y suave al tacto. Y muy importante hoy en día, es un material ecológico porque su producción es baja en emisiones, se fabrica con unos estándares para limitar el consumo de energía y los desechos que se puedan producir en el proceso de fabricación.

Lavabo Altea

 

Según la ubicación:

En esta categoría encontramos lavabos de dos tipos, los que requieren de una encimera y los que no.

Dentro de los que requieren de encimera encontramos estas formas:

-Encastrado: son los lavabos que se encuentran encajados en la propia encimera, de modo que la encimera tiene que tener el hueco exacto para meter el lavabo. Este tipo de lavabo son los que el borde queda por encima de la encimera.

-Bajo encimera: es un tipo de encastrado. En este caso, el lavabo queda por debajo de la encimera.

-Sobrepuesto: estos lavabos están muy de moda últimamente, estos son los que se ponen encima de la encimera del mueble de baño. Estos son ideales para darle una estética más moderna al cuarto de baño.

Lavabo Palermo

 

-Integral: son los que la encimera ya llevaba el lavabo integrado como el modelo Turin.

Encimera Turin

 

Dentro de los que no requieren encimera encontramos el modelo suspendido, que va sujeto a la pared, son los que no tienen ningún apoyo y son ideales para espacios pequeños.

Lavabo Cork

 

También encontramos los que tienen pedestal, tienen un pie de apoyo y se colocan cuando no se necesita tener espacio de almacenaje.

Según el seno:

Puede ser un lavabo con 1 solo seno, que es lo que habitualmente se tiene en las casas. Y para cuartos de baño más espaciosos se puede colocar un lavabo con 2 senos, que mejoran la funcionalidad porque permite que más personas puedan utilizar el baño a la vez.

Lavabo Cagliary

 

Lavabo Ibiza

El seno se puede encontrar centrado, que es como normalmente suele estar o desplazado, el seno está en un lado y la ventaja es que se dispone de más espacio en la encimera para colocar los utensilios del baño.

Encimera Delta

 

Según la forma:

Actualmente podemos encontrar una mayor variedad en las formas del lavabo, ahora puede ser cuadrado, rectangular, circular o de otras formas. Aquí hay unas muestras de ello como el modelo Bergamo, modelo Padova, modelo Alicante y modelo Verona

Ventajas y desventajas de ducharse o bañarse

Las ventajas y desventajas de ducharse o bañarse son múltiples, por esa razón en ASEALIA hemos recopilado aquellos aspectos que son más relevantes sobre la ducha y el baño.
La elección de ducharse o darse un baño siempre ha sido una cuestión difícil de decidir, principalmente porque un buen baño con espuma siempre te deja como nuevo. Sin embargo, si que es cierto que si eres una persona muy atareada o con poco tiempo, casi nunca encuentras el momento ideal para darte un baño, siempre prefieres darte una ducha rápida y a continuar la marcha. Además, si lo analizamos bien, el consumo de agua de un baño es mucho más superior que el de una ducha y en muchas zonas de España tienen graves problemas con el agua, por lo tanto, siempre nos da un poco de reparo darnos un baño aunque de vez en cuando siempre viene bien un buen baño.
Como desventaja fundamental del baño encontramos el consumo del agua, en rasgos generales se calcula que se necesitan entre 50 litros de agua para una ducha, mientras que en un baño se calcula que se utilizan unos 250 litros. Según estos datos, ducharse supone un ahorro medio de 200 litros frente a darse un baño.
 Darse un baño o ducha
Respecto al tema de la higiene según hemos podido ver en diferentes estudios, con un buen baño siempre te quedas más limpio que con una ducha, aunque nosotros tenemos algunas dudas, ya que si te duchas bien por mucho que te des un buena baño siempre vas  a estar muy limpio. Ya que es cierto que una ducha correcta arrastra las impurezas y el jabón de forma eficaz.
Otro factor a tener en cuenta en una ducha es que se puede alternar el agua caliente con el agua fría y esta acción mejora considerablemente la circulación sanguínea.Pero bueno, no todo es bueno en la ducha y malo en el baño, el baño también tiene muchas cualidades, ya que dilata los bronquios, desintoxica la piel, mejora el ritmo cardíaco, regula la presión sanguínea.
Otra opción a tener en cuenta, es que el baño siempre suele relajarte muchísimo y te genera un estado de tranquilidad que la ducha no te proporciona, por este motivo generalmente, solemos ducharnos por la mañana para que nos active el cuerpo y solemos darnos un baño para quitarnos el estrés y relajarnos por la tarde o por la noche.
Un dato muy significativo que encontramos en el estudio 360 de la reforma de baños de Roca es que las personas mayores tienden a cambiarse la bañera por el plato de ducha, por cuestión de accesibilidad, mientras que las personas más jóvenes tienden a ponerse bañeras para darle un baño a los niños.
Como conclusión podemos afirmar que las personas se duchan más que se dan un baño, sobre todo por la cuestión de la falta de agua y del tiempo, ya que en muchas zonas escasea el agua y la gran mayoría de personas van tan atareadas que apenas tienen tiempo de darse un buen baño. Y ¿vosotros que preferís, un baño o una buena ducha?