Decorar un cuarto de baño con estilo nórdico

El origen de este estilo está, como dice el nombre, en los países nórdicos, principalmente en Noruega y Suecia. El precursor del estilo de decoración fue la exposición de Estocolmo de 1930, una feria del diseño y el mueble donde se mostraron diseños más modernos que se combinaron con el uso de materiales que tenían a su alcance. El objetivo con lo mostrado en la exposición era crear entornos alegres, cómodos y luminosos. Pero no fue hasta 1954 cuando se acuñó el término de estilo nórdico en una exposición con ese nombre que recorría Norteamérica promoviendo el estilo de vida escandinavo.

La decoración de estilo nórdico tiene unas ciertas características, las cuales os vamos a mostrar y enseñar cómo plasmarlas en el cuarto de baño. Lo primero es que los baños se distinguen por ser baños sencillos, elegantes y funcionales.

Uno de los elementos más característicos de este estilo es la luminosidad por el hecho de que en los países nórdicos pasan muchos meses con poca luz. El espacio ha de estar muy iluminado y para hacerlo posible hay dos maneras. Si el cuarto de baño tiene ventanas, lo más importante es aprovechar la luz natural, tener grandes ventanales o claraboyas si es posible sería lo más ideal. No obstante, si se tiene un baño sin ventanas, como sucede en muchos de hoy en día, se intentará crear esa luminosidad con luz artificial pero con tonos cálidos.

Foto: roohome.com

Para potenciar aún más que el espacio esté muy iluminado se utiliza el color blanco, el otro elemento clave en este estilo nórdico. El color blanco puede encontrarse tanto en paredes, suelo como mobiliario, todo en este color creará una mayor sensación de amplitud en el espacio. Si se quiere añadir algo de color, se puede optar por colores en tonos claros como el gris o el marrón que aporten tranquilidad al entorno. Y si eres de los que te gusta combinar estilos de decoración, se puede tener algún accesorio en colores vivos para crear un estilo rompedor.

 

Foto: laattapiste.fi

 

Foto: hzcdn.com

Tanto para ducha como para bañera, las mamparas transparentes son indispensables para aportar mayor amplitud visual y crear luminosidad en el cuarto de baño.

 

 

Aunque se pueda pensar que el estilo nórdico aporte frialdad al ambiente por predominar el color blanco y los tonos neutros y claros es todo lo contrario, otra de las claves de este estilo la calidez que produce. Para crear esta sensación de calidez  podemos hacerlo utilizando elementos naturales como la madera, que también va a aportar calma y serenidad al entorno. La madera se puede utilizar en muebles, paredes, techos o suelos y obviamente ha de tener tonos claros.

 

Las líneas simples y rectas o redondeadas son muy características de este estilo para crear una sensación de tranquilidad. Asimismo, también se busca la funcionalidad tanto en el mobiliario como en la grifería.

Y para finalizar, si se quiere aportar mayor frescura al ambiente y darle un toque más natural, las plantas siempre son una buena opción, en este post os recomendamos unas cuantas.

 

Consejos para decorar tu baño al estilo nórdico

En este post te daremos una serie de trucos y consejos para que puedas tener tu propio baño con un estilo nórdico, te daremos ideas para que veas lo sencillo que es poder tener un baño con este estilo independientemente del presupuesto o tipo de baño que dispongas. 

Toda casa tiene el estilo de la propia persona, esta hecha según los gustos y características de cada uno, o eso nos gustaría a todos. Cada rincón de tu casa lo quieres perfecto, cada detalle, incluso hasta el baño lo quieres a tu gusto.

Si eres una persona pacífica que le gusta estar relajada pero a la vez tienes algo de rebeldía y atrevimiento estás buscando un estilo nórdico para tu casa que represente tu forma de ser. Te gustan los colores cálidos, la luminosidad, lo natural, pero te gusta mezclar y ser diferente. Por ello si quieres hacerte un baño con estilo nórdico la clave será la luminosidad del baño, por lo tanto deberás  elegir un color blanco para las paredes y poder combinarlo con detalles de colores grises, negros incluso madera, pero siempre colores neutros, le dará un toque más elegante con esta sencillez.

 

Foto seleccionada de you tube

El siguiente paso es no pasarse con la decoración ya que con este estilo se busca lo simple y no podemos recargar mucho el ambiente y de esa forma tu baño tendrá una mayor percepción de amplitud. Puedes añadir como decoración baldosas con líneas rectas, telas con tonos cálidos o incluso objetos de decoración como velas, cuencos o incluso cajas de colores neutros para mantener un orden y dejar los espacios despejados. 

Seguiremos dándole un toque natural, un detalle diferente que de sensación de tranquilidad y frescura a tu baño. Puedes incluir muebles de madera con tonos claros para trasmitir la naturaleza y singularidad. Incluso puedes incluir alguna planta o maceta para darle un toque más real.

Los objetos o detalles característicos del mar, como conchas decorativas o cuencos de arena son también una buena opción, pero no olvides no pasarte con esta decoración y ser muy discreto.  

En definitiva, si quieres reformar tu baño con un estilo propio y que refleje paz y armonía, el estilo nórdico es el perfecto. Por lo tanto, el blanco debe ser el color predominante de tus paredes y seguido, ir añadiendo detalles como baldosas, azulejos con líneas rectas para crear simpleza visual. Continua con los muebles de madera de tonos claros y para darle un toque aun más natural añade macetas, plantas o decoración de mar para dar sensación de frescura  y que aporte vida a tu baño. 

En Asealia disponemos de esta buena opción como mueble de baño para un estilo nórdico efecto madera que combina a la perfección con los tonos claros logrando un efecto más luminoso. El mueble elegido es el Mueble de Baño LIFE de la marca Royo Group.