¿Estás buscando un calentador? Te ayudamos a elegirlo

¿Estás buscando un calentador? Te ayudamos a elegirlo
5 (100%) 1 vote

En el post de hoy vamos a hablar sobre los tipos de calentadores que existen en el mercado, normativas y problemas que pueden conllevar a la hora de la instalación dependiendo del modelo. Además, daremos importancia también a los radiadores normales comentaremos las ventajas e inconvenientes de sobre si poner calefacción radial o en la pared.

Los calentadores son generadores de agua caliente sanitaria para uso directo, es decir, podemos ducharnos, lavarnos las manos, fregar platos y realizar todas aquellas tareas domésticas con agua caliente. En rasgos generales podemos diferenciar los calentadores atmosféricos y los calentadores estancos.

Los calentadores de gas tienen un problema principal que a todos nos ha ocurrido, que es que se apagan solos o directamente que no se encienda, estos son unos de los problemas más comunes cuando el instalador no nos informa del funcionamiento del calentador o directamente cuando no lo instala de manera correcta. Para evitar que se nos apague el calentador sin realizar ningún ajuste o cambio se necesita por normativa de hace unos años una salida de gases bien dimensionada y del material adecuado para aguantar de manera segura los gases expulsados. Si el calentador no tiene estas salidas adecuadas hay que instalar un kit de tiro reforzado. Hoy en día casi todas las marcas venden el kit o incluso te lo pueden vender con los calentadores. En el caso que la salida de los humos tenga alguna curva demasiado pronunciada es posible que se pare, ya que es importante que la salida del humo sea perfecta.

Aunque para olvidarnos de estos calentadores de gas, siempre podemos optar por la opción de colocar un calentador eléctrico, nos evitaremos los problemas anteriores y siempre tendremos disponible el agua caliente, el único problema que pueda haber es que se desconecte la luz y solo disfrutar del agua caliente que haya en el termo o calentador. Respecto a la colocación del calentador, no podemos colocar un termo eléctrico donde queramos, habrá que informarse en el reglamento electrotécnico de baja tensión (REBT), según estar normativa el termo debe de estar fuera de la zona de prohibición. Esta zona de localiza por encima de la bañera o plato de ducha hasta una altura de 2,25 metros. REBT aclara que los falsos techos y las mamparas no se consideran barreras a los efectos de la separación de volúmenes.

En cuanto a los pros y los contra hay un poco de controversia, ambos tienen sus ventajas y desventajas, la mejor opción desde nuestro consejo es la siguiente, mirar a ver el precio de la energía y comparar el consumo de una factura con la otra, hay quienes prefieren el gas porque tienen mejor precio y porque se suelen estropear menos según los expertos, sin embargo hay otro núcleo de la población que afirman que es más cómodo el calentador eléctrico ya que consume menos. A nivel general en ciudad se suelen utilizar más los calentadores de gas, principalmente por lo desarrollado que está la instalación de gas natural y otras compañías y que están apostando por la instalación.

En segundo lugar vamos a hablar sobre los tipos de calefacciones en el baño, sus ventajas e inconvenientes y problemas que nos pueden surgir. Podemos diferenciar entre los emisores térmicos, que son los radiadores más habituales en nuestras casas, o los suelos radiantes, que en las últimas décadas, es un tipo de calefacción que se está instalando mucho. Las ventajas del suelo radiante son, opción de enfriamiento, sensación de confort o  liberas espacios donde antes tenías radiadores convencionales. Sus inconvenientes, son una elevada reforma y costosa, y que la instalación requiere gran conocimiento técnico.

Uno de los problemas fundamentales del radiador de toda la vida, es que puede dejar de calentar y nadie entender el por qué. Hay una solución antes de llamar a un fontanero que es purgarlo, es decir, quitarle todo el aire que contenga el radiador. Su solución es rápida, tendrás que ayudarte con un destornillador, dirigirte al radiador y buscar en unas de sus esquinas superiores (normalmente) una llave que por eso comprenderás la ayuda del destornillador. Habrá que presionarlo y esperar a que salga el aire, teniendo en cuenta que puede que salga un poco de agua en el proceso.

Quizá le interese también:

NOTA IMPORTANTE: Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto los términos y condiciones de venta y la política de privacidad.

Dejar un Comentario