Decorar un cuarto de baño con estilo nórdico

El origen de este estilo está, como dice el nombre, en los países nórdicos, principalmente en Noruega y Suecia. El precursor del estilo de decoración fue la exposición de Estocolmo de 1930, una feria del diseño y el mueble donde se mostraron diseños más modernos que se combinaron con el uso de materiales que tenían a su alcance. El objetivo con lo mostrado en la exposición era crear entornos alegres, cómodos y luminosos. Pero no fue hasta 1954 cuando se acuñó el término de estilo nórdico en una exposición con ese nombre que recorría Norteamérica promoviendo el estilo de vida escandinavo.

La decoración de estilo nórdico tiene unas ciertas características, las cuales os vamos a mostrar y enseñar cómo plasmarlas en el cuarto de baño. Lo primero es que los baños se distinguen por ser baños sencillos, elegantes y funcionales.

Uno de los elementos más característicos de este estilo es la luminosidad por el hecho de que en los países nórdicos pasan muchos meses con poca luz. El espacio ha de estar muy iluminado y para hacerlo posible hay dos maneras. Si el cuarto de baño tiene ventanas, lo más importante es aprovechar la luz natural, tener grandes ventanales o claraboyas si es posible sería lo más ideal. No obstante, si se tiene un baño sin ventanas, como sucede en muchos de hoy en día, se intentará crear esa luminosidad con luz artificial pero con tonos cálidos.

Foto: roohome.com

Para potenciar aún más que el espacio esté muy iluminado se utiliza el color blanco, el otro elemento clave en este estilo nórdico. El color blanco puede encontrarse tanto en paredes, suelo como mobiliario, todo en este color creará una mayor sensación de amplitud en el espacio. Si se quiere añadir algo de color, se puede optar por colores en tonos claros como el gris o el marrón que aporten tranquilidad al entorno. Y si eres de los que te gusta combinar estilos de decoración, se puede tener algún accesorio en colores vivos para crear un estilo rompedor.

 

Foto: laattapiste.fi

 

Foto: hzcdn.com

Tanto para ducha como para bañera, las mamparas transparentes son indispensables para aportar mayor amplitud visual y crear luminosidad en el cuarto de baño.

 

 

Aunque se pueda pensar que el estilo nórdico aporte frialdad al ambiente por predominar el color blanco y los tonos neutros y claros es todo lo contrario, otra de las claves de este estilo la calidez que produce. Para crear esta sensación de calidez  podemos hacerlo utilizando elementos naturales como la madera, que también va a aportar calma y serenidad al entorno. La madera se puede utilizar en muebles, paredes, techos o suelos y obviamente ha de tener tonos claros.

 

Las líneas simples y rectas o redondeadas son muy características de este estilo para crear una sensación de tranquilidad. Asimismo, también se busca la funcionalidad tanto en el mobiliario como en la grifería.

Y para finalizar, si se quiere aportar mayor frescura al ambiente y darle un toque más natural, las plantas siempre son una buena opción, en este post os recomendamos unas cuantas.

 

NOTA IMPORTANTE: Se solicita el nombre, la web y el email para evitar los comentarios SPAM, ASEALIA no utilizará está información para ningún fin.

Dejar un Comentario


 Acepto el tratamiento de mis datos personales para poder dejar 
un comentario y que pueda ser publicado.

Esta dirección de email no se va a utilizar para ningún fin. Se solicita el email y el nombre y apellidos de la persona para evitar comentarios SPAM pero no se realiza ninguna acción con estos datos.  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.