Como seleccionar y mantener tu plato de ducha carga mineral

Como seleccionar y mantener tu plato de ducha carga mineral
Vota este artículo

Si has dado con este artículo seguramente es porque vas a reformar tu cuarto de baño y estás buscando información sobre los platos de ducha, pues ya te indicamos que has venido al sitio ideal, ya que en este post vamos a intentar daros consejos para que seleccionéis el plato que mejor se adapte a vuestra necesidades y para ello os facilitaremos información técnica adecuada, de forma que podáis tomar la mejor decisión.

El plato de ducha es uno de los elementos que más marcan la diferencia en el cuarto de baño. Posiblemente por el hueco que ocupan en el baño y por su gran utilidad. Por este motivo, su elección es importante y de alta implicación. Hay que estar seguros de que material que elegimos es el idóneo, conocer sus ventajas y desventajas. Por todas estas razones, es una compra en la que no hay que mirar lo que se gasta, mientras se acople a tus preferencias. Muchos de nosotros nos dejamos guiar por cómo podría quedar en nuestro baño y relacionarlo con la calidad. Este pensamiento no tendría que ser así. Ya que incorporar un plato de ducha de mala calidad puede tener efectos que nos pueden salir caros a la larga.

Uno de los pasos que habría que seguir para saber si el plato es el definitivo para nosotros son:

  • Tener en cuenta nuestro baño, los m2 para poder distribuirlo de la mejor manera posible.
  • El uso de la ducha y cuantas personas lo van a utilizar, aunque parezca una tontería, como la mayoría de las cosas no es lo mismo que lo utilicen 4 personas que 1. Su desgaste será menor.
  • ¿Cuánto dinero queremos gastarnos? ¿Queremos calidad? Si queremos calidad sabemos que nos tendremos que gastar un poco más de dinero.
  • ¿Que duración prevista queremos para el plato de ducha?
  • Valorar la opción de incorporar un plato antideslizante frente a uno de cerámica que suelen resbalar bastante respecto a los de carga mineral.
  • Tener claro donde va a ir el desagüe del plato en el baño.
  • Saber si queremos el plato a ras del suelo o sobre elevado.

Una vez decidido estos pasos, habrá que adentrarse en lo “difícil” saber qué tipo de plato se ajusta más a nuestros gustos y condiciones.

En primer lugar vamos a hablar sobre los platos de ducha de resina o de carga mineral. Son uno de los platos más solicitados y con mejor fama. Además tienen una amplia gama variedad, más que cualquier otro tipo de platos. Por lo que encontraremos un abanico amplio de platos totalmente personalizables. Para el mantenimiento de estos platos es importante no usar productos como la lejía ni productos agresivos. Si usásemos estos productos podríamos dañar la capa de gel coat. El mejor remedio para la limpieza de este tipo de platos es con un trapo húmedo y jabón, si contiene cal por la rejilla del plato puedes utilizar también un paño con vinagre.

Estos platos suelen tener antideslizante de clase 2 o 3. Tienen una amplia gama de colores y un punto muy a favor del consumidor es que lo fabrican a medida la mayoría de fabricantes. La altura del plato suele estar entre los 3 y 4 cm. Es uno de los mejores con mayor fama porque su material es resistente, antibacteriano por el tratamiento que se les hace durante el proceso de fabricación y antideslizante como bien hemos dicho.

En segundo lugar contamos con los platos de ducha acrílicos. Una característica que comparte con los de resina es que también son antideslizante. Es un tipo de plato de ducha más económico, pero no por eso menos resistentes que los otros. Estos platos suelen tener una altura de entre 7 y 10 cm de altura. El mantenimiento de estos platos son los más fáciles, simplemente necesitaremos aclararlo con agua, ya que el acrílico es una especie de plástico.

Y en tercer y último lugar nos encontramos con los platos de ducha de pizarra. Estos platos cuentan con la característica de que están compuestos por cargas minerales mezclado con resina. Estos platos suelen tener una altura de entre 2 y 3 cm. La característica que les define es que son resistentes a impactos. El acabado de pizarra es el que más les caracteriza a estos platos, la textura, rugosa.

Quizá le interese también:

NOTA IMPORTANTE: Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto los términos y condiciones de venta y la política de privacidad.

Dejar un Comentario