Que puede pasar si compro una mampara de ducha mala y barata

Que puede pasar si compro una mampara de ducha mala y barata
5 (100%) 1 vote

El sector del baño está en constante crecimiento, las mamparas de ducha y baño son un producto que está creciendo día a día, de hecho en plena crisis las principales marcas fabricantes de mamparas de ducha han aumentado sus ventas, han crecido e incluso se han creado nuevas empresas que antes no existían.

El motivo de todo esto no es ni más ni menos por dos cuestiones, la primera es que la mampara anteriormente tenía un coste elevado y era prácticamente un producto del mercado medio e incluso alto y en muchas viviendas tenían opciones similares como cortinas, ponían toallas al salir de la ducha, para que empapara el agua, etc. La otra cuestión es que muchas viviendas que se habían construido durante los años de bonanza no tenían mamparas incorporadas, por lo tanto, esas viviendas adquiridas por personas con capacidad adquisitiva necesitaban y querían que no se saliera el agua, así que el bajo coste y el crecimiento de la demanda acompañado del cambio de bañera por un plato de ducha ha hecho que este producto haya crecido al ritmo que ha ido creciendo.

Como todo en la vida, hay empresas buenas, empresas malas y empresas regular,  así que debido al impacto que está teniendo este producto en el mercado actual, desde ASEALIA hemos querido recopilar los consejos para comprar la mampara de ducha ideal y que no tengas problemas con el paso del tiempo.

  1. Desconfía de marcas o empresas recién creadas, incorporadas en el mercado o que no tengan una trayectoria profesional consolidada, ya que es posible que no perduren en el tiempo y acaben cerrando, luego tienes un problema y por mucha garantía que tengas si la empresa no existe no hay forma de reclamar. Es el caso de una empresa creada hace un año, que vendió más de 1.000 mamparas de ducha y desapareció al poco tiempo.
  1. Evita comprar producto de importación y de baja calidad, con esto no queremos decir que en los mercados asiáticos o similares se fabrique mal, pero la mentalidad espaloña siempre es la misma y lo que hacen los empresarios es pensar, si aquí me cuesta 10 de fabricar y allí la puedo fabricar por 5 pues me voy allí y traigo las mamparas para venderlas aquí y gano más. Nuestra experiencia es que la gran mayoría del producto que se importa de allí tiene una calidad muy baja, a excepción de alguna empresa que se preocupa mucho por la calidad y trae productos bien hechos y pasa controles de calidad periódicos. Pensaréis que es difícil localizar esto pero es muy sencillo, cuando veas una mampara en una web con un precio muy barato, desconfía de ella, nadie da duros a cuatro pesetas, intenta siempre comprar productos que estén en línea con el precio del mercado, ya que lo barato acaba saliendo caro.
  1. Exige que la mampara tenga el MARCADO CE, parece una tontería pero no lo es, para vender cualquier producto dentro de Europa es imprescindible que tenga la etiqueta de Marcado CE, esta etiqueta se obtiene mediante una revisión de la forma de producir y un control del producto mediante unos ensayos homologados con normativa UNE EN. Algunos productos no pasan los controles y no obtienen el Marcado CE pero como no hay mucho control consiguen comercializarlas sin ningún problema. Que no lo tengan significa que se pueda romper el cristal, que el aluminio se estropee rápidamente o cualquier cosa similar.
  1. El antical no es la panacea, con esto no queremos decir que sea malo pero en algunas tiendas online, webs o empresas lo venden como si fuera maravilloso, no tuvieras que limpiar la mampara nunca y que durará de por vida. Si que es cierto que hace que el tratamiento tape el poro y la cal no se incorpore en el vidrio pero la mampara hay que limpiarla, facilita la limpieza por que al tener el tratamiento la cal desliza sobre el vidrio pero no te va evitar que  la tengas que limpiar y respecto a su duración, no está demostrado con exactitud pero no suele durar más de 4 o 5 años, dependiendo de los ciclos de ducha que le demos a la mampara.
  1. Mampara de cristal o acrílica o de plástico, esta duda aparece cuando estás en una vivienda de segunda residencia o tienes hijos pequeños. El miedo a que se rompa y el abaratamiento del producto son los factores que hacen tomar la decisión a los usuarios. Desde nuestra experiencia os decimos que las mamparas de cristal homologadas están sometidas a un ensayo de impacto en el que se realiza mediante una boda de muchos kilos a un impacto al vidrio, en el primer caso la mampara tiene que resistir y si rompe tiene que ser en más de mil pedazos para que el vidrio no realice ningún corte a la persona, para ello, se utiliza vidrio de seguridad, que hace este efecto.  Respecto al precio hay que decir que las mamparas que se comercializan en estos momentos apenas tienen diferencia del vidrio al material de pvc o acrílico, por lo tanto, si ese es el factor de la elección, vale la pena que sea de vidrio ya que aporta mayor robustez y fortaleza al producto.
  1. Haz caso de las recomendaciones sobre la marca o empresa, es importante tanto el fabricante como la empresa que vende la mampara de ducha, ya que puede ser una buena marca pero dar con una mala tienda que no de un buen servicio post venta y que te deje con el problema colgado. Siempre puedes mirar por internet, en foros o incluso con las recomendaciones de ekomi o google maps las experiencias de otras personas y sino preguntar a amigos o familiares que hayan comprado una mampara de ducha anteriormente para que te recomienden.

Esperamos que estas indicaciones os hayan ayudado y si a pesar de esto vais a comprar una mampara y tenéis alguna duda, nuestro departamento de atención al cliente estará encantado de resolverla. También nos podéis escribir por el blog y os ayudaremos con vuestras consultas.

Quizá le interese también:

NOTA IMPORTANTE: Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto los términos y condiciones de venta y la política de privacidad.

Dejar un Comentario