Consejos para elegir la iluminación de los baños

Consejos para elegir la iluminación de los baños
Vota este artículo

La iluminación de los baños suele ser una de las elecciones más importantes en el cuarto de baño, ya que de ella va a depender que los elementos del baño que hemos adquirido consigan personalidad propia, ya que podemos tener una mampara de ducha ideal, pero al tener poca iluminación no se consigue que el producto destaque lo suficiente.

En general los baños suelen contar con varios puntos de iluminación aunque la gran mayoría tienen 3 puntos de luz por lo general. Seguro que no os habréis fijado cuando entráis en un baño pero si lo hacéis a partir de ahora os daréis cuenta que se suelen distinguir tres zonas diferentes. Cada una de ellas requiere de un tipo de iluminación que saca lo mejor de cada parte y, al mismo tiempo, permite que la persona que lo esté usando se sienta seguro y cómodo con la luz que hay en el mismo.

Iluminación baños Asealia

Cualquier experto o especialista en decoración o interiorismo te dirá que, para un baño, requieres de luz natural, luz general y luz específica para las zonas que requieran una mayor luminosidad. En Asealia como especialistas en equipamiento de baño, pensamos que lo  mejor es una iluminación por cada zona, es decir, tres zonas, tres luces.

En un cuarto de baño, podemos distinguir claramente tres partes:

  • La de la bañera o ducha, donde, según las recomendaciones de seguridad, se deben colocar luces por encima de los 2,25 metros de altura con un IP44. Esto se hace para evitar que el agua pueda salpicar de algún modo la bombilla o lámpara y generar algún cortocircuito que pueda provocar accidentes.
  • La del lavabo, que es la que se utiliza de forma diaria (a veces varias veces) y que requiere que no se generen sombras ni reflejos puesto que, al combinarla con el espejo, es donde realizamos las acciones más específicas (afeitarse, maquillarse, etc.).
  • La del techo, donde se busca una luz general que sea suave y no enfocada a un punto concreto sino más bien a dar luz a toda la estancia.

¿Y qué luces utilizar en cada caso?

Si estás pensando en averiguar si tienes la luz necesaria en cada punto de tu baño, lo primero que necesitas es saber qué se requiere en cada zona.

En el caso de las mamparas de bañera o la ducha, lo mejor son luces empotradas para evitar que el agua pueda afectar su uso. Siempre han de ponerse algo alejadas pero sí enfocadas en esa zona. Y, como hemos comentado antes, que estén por encima de los 2,25 metros.

Para el lavabo, se recomiendan apliques de pinza o luces en el propio espejo, con luz blanca fría o, al menos, parecida a la natural, con el objeto de que no te dé un aspecto diferente a cuando no haya luz (para que no se altere el color de la piel o el maquillaje).

Por último, en el caso del techo, hoy día se llevan empotrables, ya sean focos o downlight, plafones o focos que den una luz suave. No se suelen usar mucho los leds en este caso pero puedes ahorrar bastante (hablamos de unos 8 euros al año por bombilla).

Quizá le interese también:

NOTA IMPORTANTE: Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto los términos y condiciones de venta y la política de privacidad.

Dejar un Comentario