Cómo limpiar y cuidar tu mampara de baño

Cómo limpiar y cuidar tu mampara de baño
Vota este artículo

consejos limpieza mamparas

Para disfrutar de nuestro cuarto de baño es indispensable que además de estar decorado a nuestro gusto y que sea completamente funcional, lo mantengamos siempre limpio y en perfectas condiciones de uso. El cuarto de baño es una zona de nuestro hábitat que más puede sufrir a causa de la humedad. Por ello, será necesario que tomemos todas las precauciones posibles para combatirla.

Uno de los elementos que más pueden sufrir del exceso de humedad y la acumulación de cal son las mamparas de baño, tanto de ducha como mamparas de bañera. Tan solo con algunos pequeños cuidados de mantenimiento y limpieza, tendremos mamparas para mucho, mucho tiempo, y en condiciones óptimas de uso.

Para limpiar nuestra mampara de baño podemos utilizar productos específicos de limpieza disponibles en cualquier supermercado o tienda especializada. También podemos utilizar métodos más naturales, ‘caseros’, pero igualmente efectivos, sobre todo para arrancar y eliminar la cal incrustada en nuestra mampara, así como desinfectarla adecuadamente para evitar el riesgo de infecciones. Algunos de estos remedios o ‘trucos’ caseros, son:

  • Utilizar una solución de vinagre blanco y agua caliente. Empapamos bien un paño, gamuza o esponja muy suave con esta solución y frotamos con fuerza nuestra mampara de ducha o bañera. Lo haremos siempre en círculos para obtener los mejores resultados
  • Limpiar la mampara con una solución de agua tibia y un poco de jabón neutro. Aclarar con agua utilizando para ello una esponja muy suave o gamuza
  • Al igual que con métodos anteriores, podemos utilizar alcohol de quemar o amoniaco. Con estos productos probablemente obtengamos mejores resultados y con mayor rapidez, sobre todo si la suciedad y la cal incrustada en la mampara es mayor. La desventaja es que deberemos proteger bien nuestras manos con guantes de goma para evitar quemaduras. Al mismo tiempo, deberemos disponer de buena ventilación en el baño para no aspirar los gases perjudiciales que estos dos productos emanan

En todos los casos, y para finalizar, os recomendamos que utilicéis un paño, gamuza o esponja suave para secar completamente la mampara. De esta forma conseguiremos que el agua no se seque en ella, evitando así posibles manchas.

 

Quizá le interese también:

Una respuesta a Cómo limpiar y cuidar tu mampara de baño

NOTA IMPORTANTE: Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto los términos y condiciones de venta y la política de privacidad.

Dejar un Comentario